Las jóvenes y niñas de la ciudad de Cúcuta con su entusiasmo, su alegría y su sencillez desarrollaron cada de las propuestas de trabajo.

 

Allí la oración, el estudio y el juego se vivieron a plenitud, cada rincón de la Institución respiraba presencia de Dios.

 

Todo el trabajo giró en torno a la Espiritualidad Juvenil Salesiana, se continuó con la formación de líderes y con el propósito de seguir creciendo en la Identidad. Además gozamos con la presentación del proyecto de grado de dos jóvenes de la Escuela de Líderes quienes con responsabilidad han asumido su compromiso de Animadoras del MJS en su Institución.

 

Los días de trabajo fueron el 26, 27, 28, 29 de Septiembre. Agradecemos la acogida y la posibilidad de seguir soñando con JÓVENES QUE EVANGELIZAN JÓVENES.