En el marco del Bicentenario del Nacimiento de Don Bosco, la Comunidad Educativa de la Básica Primaria de la Escuela Normal Superior María Auxiliadora de Santa Marta, se lanzaron a una salida misionera para  vivir una experiencia de oratorio.


El oratorio es un espacio educativo donde se aprende, se juega, se vive en familia, se construyen los sueños, se sale adelante como buen cristiano y honesto ciudadano.


Para San Juan  Bosco CASA - ESCUELA - PARROQUIA Y PATIO no son espacios físicos sino ACTITUDES DEL CORAZÓN, entrelazadas y mezcladas, donde la presencia de una implica la las otras. O existen todas a la vez o no existe ninguna. Y también son APTITUDES para vivir en la casa salesiana. Para Don Bosco tales actitudes del corazón no se declaman, sino que se EXPERIMENTAN.


Fue una experiencia de oratorio con los niños/as del grado cuarto y quinto de algunas de las escuelas de los Municipios del Departamento. Esta población infantil ha sido golpeada fuertemente por situaciones de violencia, que ha dejado en ellos secuelas en sus comportamientos y generado situaciones de desconfianza, incomunicación, desarraigo, indiferencia religiosa, vacío de propuestas de formación en la fe.


Después de vivir la ruta Don Bosco por diferentes municipios (Carreto, Fundación,  Chivolo, Concordia, Río Frío, Plato Magdalena y Barrios de Santa Marta: Nacho Vives, Líbano 2000, 11 de Noviembre), se llevó a cabo la celebración: “EL ORATORIO FESTIVO UNA EXPERIENCIA GENIAL”  con el objetivo de privilegiar entre los niños  una experiencia de alegría, de entusiasmo por la vida y compromiso con sus sueños:


Para proyectarlos en el camino de la santidad juvenil

“Alegría, estudio y piedad: es el mejor programa para hacerte feliz  y que más beneficiará tu alma”.


Para profundizar en la catequesis de preparación para la primera comunión:

“Dos columnas sostienen nuestra vida: la Eucaristía y el amor a la Virgen  María".


Para llenar de sentido cada uno de los espacios vitales de los niños y vivir con ellos la pedagogía de la felicidad :

“Os quiero felices en el tiempo y en la eternidad”


Para celebrar el bicentenario  el nacimiento de san Juan Bosco

“Para ejercer una influencia benéfica entre los niños, es indispensable participar de sus alegrías”.

 

En “EL ORATORIO FESTIVO UNA EXPERIENCIA GENIAL”, los ingredientes esenciales fueron los talleres de catequesis, música, teatro, danza, paseo al mar.

Para Don Bosco el estar entre los jóvenes se expresaba  En la pedagogía del amor y esa fue  la experiencia básica que vistió de fiesta “NUESTRO ORATORIO FESTIVO”. Tenemos la certeza que ha dejado una huella indeleble en el corazón de los niños/as, maestros y grupo GAPS Junior que vivieron esta magnífica experiencia. 

Como fruto de tu camino recorrido en la tercera etapa de la propuesta pastoral 2015 “YO TAMBIÉN HAGO PARTE DE ESTE SUEÑO” te invitamos a participar en el concurso "CALLEJEROS DE LA FE", una propuesta misionera que ayudará a poner en evidencia tu compromiso con el otro. 

 

 ¡PONTE LAS PILAS Y ENTREGA TODO!